Emprender suena a algo muy sencillo de hacer, solo tener una idea y tener manos a la obra; si el mundo fuera así, no existirían países del tercer mundo y tampoco un sistema que domine a otro, pero la realidad de la vida es que la mente juega mucho con las personas.

La mentalidad emprendedora tiene mucho que ver con la intención de emprender, pero no se limita a pensar y hacer, sino a motivarse a realizar una acción, tener la clara idea de cómo hacerlo y las motivaciones para no tener ningún tipo de caída en el proceso.

¿Sigue pareciendo fácil verdad? Pero todo esto se va convirtiendo en un camino muy estrecho mientras vas en dirección hacia el éxito. Emprender requiere de motivaciones y energías, el motivo sirve como impulso para realizar una acción y la energía es la que impide que el movimiento se limite.

Teniendo todo esto como dos elementos necesarios para poder ser una persona emprendedora y exitosa,  hagamos afinque en estas cualidades y como sacarle el máximo provecho:

Motivación y Energía

Si queremos el éxito debemos enfocarnos en que nos motiva para realizarlo y que esta motivación sea muy fuerte para que pueda mantenernos en foco por un tiempo muy extenso. La motivación monetaria puede ser un buen inicio pero la ambición no es buena en exceso y esta puede desencadenar grandes problemas sociales e incluso personales por lo que no aplica para el éxito económico.

El crecimiento personal es el más común y genera resultados, todo comienza cuando empezamos a notar que el fruto de nuestro emprendimiento nos genera cierta ganancia y que puede crearnos mucho más, aplicando un poco de esfuerzo o alargando horas de empeño, esta es la base de una buena motivación.

Muchas pueden ser las motivaciones y algunas más personales que otras por lo que no hay orden especifico ni una explicación patentada, todo se encuentra en el pensamiento de cada quien; sin embargo, esto no vale sin la Energía, el siguiente punto a tratar.

La energía como fuente inagotable para la motivación está basada en esa acción que te permite mantenerte constante, puede en muchas ocasiones confundirse con la motivación pero son dos cosas totalmente distintas.

La Energía es la intención diaria, como pequeños mensajes que te transmites a ti mismo para poder mantenerte siempre con las mejores intenciones, estas energías se ven consumidas por distracciones y acciones ajenas a lo que es tu emprendimiento.

La solución para mantener las energías siempre enfocadas en tu emprendimiento es marcando horarios fijos y eliminando distractores, ya sea el dispositivo móvil (número uno en generar distracciones de todo tipo en cualquier momento) o cualquier otro.

Con todas las energías enfocadas en el trabajo que estés realizando como emprendimiento, se pueden ver resultados mucho mas rápido, a menos que estos traten de una acción que requiera de paciencia, con ganancias que sean inicialmente pasivas y nada más.

Como conseguir la motivación propia

En algunos casos hay personas que deciden o quieren emprender realmente pero a diferencia de algunos, estas no tienen la suficiente motivación, no tienen idea de cómo empezar y quedan estancadas en un ciclo sin fin, si podemos llamarlo de esta manera; pero eso no es algo de preocuparse, ya que la motivación puede conseguirse.

Para conseguir una motivación primero hay que definir qué es exactamente lo que nos apasiona y queremos hacer con un punto de ganancia en nuestra vida, y luego de tener claro el que es, como poder hacer ver a este en el día a día.

Lo práctico de la motivación es que si amamos lo que queremos hacer, no tendremos desmotivaciones en casi ningún momento ya que nos mantendremos apasionados a nuestra labor; por otro lado, dicha pasión nos facilitara el tener que lidiar con las pocas ganas o las energías, por decirlo de otra manera.

La motivación propia también se puede conseguir teniendo estos puntos muy claros:

  • Habito de lectura: El hábito de lectura en referencia a lo que queremos realizar nos permitirá tener un conocimiento mucho más amplio de lo que queremos lograr.
  • Aclarar las metas: Toda acción tiene una intención y toda carrera tiene una meta, esta se tiene de plantear como visión de empresa o negocio y por supuesto, debe ser realizada. La frase de “cuentas claras” no se aplica únicamente a amistades, ya que no tener muy claro nuestra intención de logro, nos puede perjudicar o llevar a un pozo sin fondo.
  • Visión de futuro: Hablamos de la visión de negocio y ahora debemos tener clara la visión de futuro. Un buen emprendedor debe hacer estudio del panorama y actuar antes de que ocurran ciertos acontecimientos, la anticipación es el mejor truco de todo jefe de negocio, y no se logra tan fácil pues requiere de:
    • Un negocio con esencia, precios competitivos e innovadores
    • Un motivo por el cual los clientes se inclinaría frente a tu negocio

Consejos para motivarte

Volvemos a entrar en profundidad con el tema de la motivación para el emprendimiento, porque simplemente se necesita si se quieren lograr los objetivos. No es fácil hablar de la superación personal y el logro monetario cuando la motivación no se encuentra implícita en esto.

Los siguientes consejos te servirán si requiere de un pequeño empuje para poder lograr cualquier meta que te propongas:

  • No actúes de forma ambiciosa, el beneficio económico llega con un poco de esfuerzo.

En un negocio, las ganancias son siempre el punto de mayor inclinación, es el que muestra las estadísticas de progreso y mantiene un curso toda la estabilidad de un negocio; sin embargo, aun y con todo lo que este represente, siempre debe quedar en segundo plano con respecto a la salud.

La salud que nos puedas brindar nuestro propio fruto de emprendimiento es muy importante de señalar, pues algunos trabajos mal ejecutados pueden causar insomnio, estrés, y otras complicaciones muy graves que realmente no ayudan en nada.

  • Encontraras problemas en el camino, pero todos estos tienen solución

Desde los negocios más pequeños hasta las empresas más grandes pueden encontrar ciertas complicaciones inevitables, esto es algo muy común, pues dichos problema pueden venir directamente relacionados con clientes, dinero, precios o proveedores; pero no hay de qué preocuparnos, todos estos tienen solución.

Clientes conflictivos siempre existirán, los precios en algún momento deben elevarse y esto no gustara a todos, el dinero puede escasear y los proveedores pueden irse o generar complicaciones, pero todo esto puede solucionarse con solo buscar un poco, generar incentivos, saber relacionarse con los clientes y manejar precios competitivos.

  • Motívate en base a tu trabajo

Si vas a emprender en algo nuevo, trata siempre de realizarlo en base a que  te guste o que llame tu atención en gran medida; de lo contrario, tu paciencia para moverte en cada peldaño será frustrante.  Si emprendes en algo que te gusto nada te limitara a volverte a levantarte cuando estés cayendo.

  • Abre tu mente

La sociedad tiene ese pequeño problema de concepto de ciudadano promedio, que es aquel que estudia media vida y trabaja para una empresa cualquiera el resto de su vida, ya sea escalando entre cargos pero sin ascender a la cúspide.

Muchas de estas empresas para las que otros trabajan son el fruto de una persona que no tenía intenciones de seguir ese modelo de vida estándar y prefirió emprender, estudiar en base a lo que quería y salir adelante con sus ideas, esta es la mentalidad del emprendedor exitoso

  • Cree en ti y tus capacidades

La mente es una limitante si no sabemos expandirla, existen miles de dudas y prejuicios, así como el típico que dirán que invaden a diario nuestros pensamientos, las oportunidades son una constante de cambio que siempre estarán para explotar todo nuestro potencial.

Muchos pueden decir en un momento que lo que deseas hacer es un completo disparate y que no podrás lograrlo, pero esto no es verdad; de hecho, en muchas ocasiones nos toparemos con que esto es una completa mentira y solo aquellos que se dejan llevar por opiniones ajenas a sus pensamientos sucumben ante la decepción.

  • El mundo no es exactamente justo y debes sobreponerte

Una de las cosas que un emprendedor debe tener siempre claro es que el mundo no es justo, la competencia existe y siempre querrá eliminar a todo aquel que suponga un riesgo para su propia economía; por ende, debe haber siempre un pensamiento  competitivo, donde el éxito se base en tus estrategias.

  • Arma un equipo de confianza

Realizar un trabajo por cuenta propia puede en muchos casos ser más complicado de lo que se desearía, tener un equipo de respaldo en que confiar es una excelente forma de marcar la diferencia y esto puede incluso ser la punta de eje de muchos.

Motivación y energía son necesarias para sacar a flote cualquier trabajo que desees, si esto se tiene presente, te aseguramos que no habrá fallas de ningún tipo al momento de realizar algún trabajo de emprendimiento.

About Fernando Febres

Mucho se ha dicho y escrito acerca de los emprendedores y sus desafíos. No es casual, ya que a la mayoría de nosotros nos tienta convertir en realidad algún ideal que atesoramos. Ya se trate de un emprendimiento comercial, de un sueño postergado o de cualquier objetivo que requiera planificación y estrategia, el camino que lleva al logro personal resulta tan remunerador como plagado de trabas.

Tales dificultades pueden clasificarse, según su origen, en algunas de orden externo y en otras de orden interno. Si bien este libro trata ambos tipos, el foco principal serán los obstáculos que residen en la propia personalidad del futuro emprendedor. Se trata de un recorrido bien pensado para favorecer la reflexión interna y la búsqueda iluminada, un viaje que permite descubrir y enfrentar nuestros propios dilemas, que nos ayuda a tomar y llevar con éxito las riendas de nuestros propios proyectos.

View All Posts

Leave a Reply