Ser un emprendedor no es algo sencillo, muchos deben generarse una fuerza mental muy grande para  poder realizar todo lo que se proponen, y aunque muchos ya tienen la certeza y los conocimientos, no saben si quiera como empezar.

El no saber donde iniciar es algo que puede ocurrirle incluso a una persona con la mejor de las actitudes para emprender, pero descuida,  con estos tips de emprendimiento tendrás todas las puertas abiertas para comenzar.

7 detalles a tener en cuenta para emprender

  • Saber cómo empezar

No cualquiera sabe cómo empezar un negocio o una empresa; de hecho, muchos de ellos ni siquiera se han adentrado en una experiencia laboral; por ende, no tienen idea del movimiento y las particularidades de esta.

La experiencia previa puede ser un poco necesaria pero tampoco implícita, el primer día de emprendimiento es el más difícil de todos ya que nos encontramos con una hoja en blanco en la que tendremos que escribir gran cantidad de cosas; o en una explicación menos metafórica, hay mucho que hacer en un primer día de emprendimiento.

El plan de acción, es lo primero que se requiere y en este se debe aplicar: Presupuesto, clientela a la que se dirige y números a largo plazo, esto puede ser mucho más sencillo si se tiene un plan de negocios ya en mano.

  • No temer a la competencia

En cualquier mercado existe la competencia, ya sea en un mercado de productos cosméticos como en el mercado más noble como es el de productos agrícolas,  el truco para poder superar a dicha competencia es tener la posibilidad de innovar y transmitir confianza a los clientes con lo que se ofrece.

Si tu empresa no tiene mucho capital y se limita a lo básico tampoco es un mal por el que debas alarmarte,  simplemente crea un producto de mejor calidad que la competencia, al punto de que los consumidores se sientan en confianza con tu marca.

  • Haz de tu propia experiencia una base para todo lo demás

Las personas que desean emprender pero se encuentran poco experimentadas temen que sus puertas sean cerradas en pleno proceso de florecimiento, esto es lógico ya que la inexperiencia puede generar ciertas equivocaciones, pero no por esto se debe tener pánico de innovar.

Crea, escucha opiniones y mejora, de esto se trata la experiencia, de aprender de los muchos errores. Si tu emprendimiento va más hacia lo web, entonces aprende en base a documentos, los cambios y caminos de otros emprendedores y surge en base a esto.

Múltiples aspectos ayudan al conocimiento; por ejemplo, el uso de un portafolio puede hacer ver al cliente (si tu emprendimiento está basado en la creación de un servicio) que es lo que tienes para ofrecer y tu plan para hacerlo; si esto es de su gusto, entonces te encuentras haciendo un buen trabajo.

  • Un trabajo sano nunca debe absorberte todo el tiempo

La mayoría de los trabajos de emprendimiento suelen ser negocios de ganar-ganar, y con ganar/ nos referimos a  que se verán ganancias contratando y generando sin tener que hacer un mayor esfuerzo a largo plazo, esto está bien para aquellos que quieren ir incluso mas allá y solo ven esto como un primer paso, pero aquellos que emprendan bajo otra intención se sentirán agobiados.

Tampoco es sana la práctica de trabajo bajo saturación ¿Cómo es esto? Pues sencillo, si tienes demasiado trabajo simplemente no tienes tiempo para enfocarte en otras prioridades; por ende, se hacen apreciar complicaciones y tiempos absorbidos.

Tus clientes se convertirán en un momento en tus jefes y terminaras bajo estrés y agotamiento. No quieres absolutamente nada de eso rondando en tu vida por lo que emprender debe tener también su balanza en la que tengas tiempo para ti y puedas aprovecharlo todo.

  • A veces lo que deseas no es exactamente lo que termina siendo

Muchas veces tenemos una idea de algún trabajo que no termina siendo exactamente lo que teníamos pensado, esto pasa mucho y la mayoría de las veces la culpa es de una mala administración o una visión errónea de los resultados.

Otra razón por la que podrías llegar a pensar que tu trabajo no es como tú lo imaginaste puede implicar factores más complejos como por ejemplo: Si tu búsqueda del emprendimiento va directamente relacionado con el entorno musical, como un estudio de grabación, te causara un poco de estrés tener que realizar horarios o los múltiples gastos por aparatos electrónicos que deberás cambiar de vez en cuando, o por el daño de un instrumento de percusión por ejemplo.

El trabajo puede generarte mucho dinero pero a su vez generar gastos, algo que no a todos les gusta o simplemente no aceptan.

  • Ver el negocio que emprendes como un propósito

Todo trabajo que sea bajo tu propio emprendimiento debe tener como mínimo un poco de aprecio personal, esta no solo ayuda a que mejores en lo profesional sino que debe plantearse como una oportunidad de mejorar a nivel propio.

La experiencia de un negocio bien realizado y constituido bajo pilares fuertes es la única manera en la que un negocio puede considerarse prospero, pero este no es muy sencillo ya que para ello debes mentalizar un propósito en el que no trabajes únicamente para lograr tu lucro personal sino para el beneficio colectivo en el que tú puedas recibir tu parte, y la comunidad también.

  • La abundancia económica es solo un facto, no el único factor

Este es finalmente el punto que da un punto y aparte a todo lo demás. Se cree que muchos negocios consiguen el beneficio económico y ya con eso se convierten en algo prospero, pero no es realmente el factor más importante.

Globalizar, expandirse y generar admiración entre marcas, esto es lo que genera el respeto de la competencia y el favoritismo de tus clientes o de tus seguidores dependiendo del tipo de emprendimiento realizado; en este caso, el emprendimiento de negocio o empresa.

Otros Aspectos que se pueden mencionar al momento de emprender

Los 7 detalles mencionados anteriormente no son los únicos, pero podría decirse que son los motivadores  más representativos, ya que el resto de los factores que se pueden mencionar son un poco más crudos y reales, entre ellos tenemos:

  • Lo único que puede esperarse a primera vista de cualquier idea de emprendimiento es el fracaso en el primer lugar, tanto para los más experimentados como para los novatos ¿Por que decimos esto en un post de motivación y emprendimiento? Porque el fracaso determina el nivel de éxito que se tendrá en un proyecto.
  • Tus amigos e influencias pueden ser tu mayor fortaleza o tu peor debilidad, la mayoría de las personas exitosas ven su éxito en base a las personas de las que estos se rodean, si tu círculo se limita a cerrarte las puertas y decirte que algo no puedes lograrlo o no es posible, serán una limitante.Otros emprendedores pueden ser la motivación y también un libro abierto a la experiencia, quienes pueden explicarte como surgir pese a las circunstancias y poder sobresalir frente a la enorme cantidad de personas que tienen en mente ideas que desean materializar.
  • El Éxito o el fracaso, algo que se maneja en base a nuestras acciones y la energía que tenemos para realizar algo. Hábitos, una palabra sencilla que implica una gran cantidad de cosas, los hábitos pueden definir nuestro éxito ya que aquellas personas sin intenciones de superarse fracasan de forma inevitable por no absorber conocimientos.Mejorar los hábitos, tener grandes deseos de emprender y armar un plan que resuelva la mayoría de los inconvenientes mejorara en muchas formas el resultado del éxito.
  • No es nada sencillo emprender, y el que diga lo contrario puede que este mintiendo o haya tenido mucha suerte, la realidad de las cosas es que todo emprendedor tiene un momento de decaída en el que todo por lo que ha trabajado parece no tener una conclusión, pero esto es solo un obstáculo.La fuerza de todo emprendedor se encuentra en la capacidad que tiene el mismo para hacer un cambio en su esquema, sabes mover las piezas del ajedrez que se encuentran en peligro y tener un juego limpio, de manera que no se vea perjudicado ninguno de los recursos que pone en juego al momento de emprender.
  • Tu ingenio es tu mejor aliado y tu plan final cuando todo lo demás fracasa, esto es lo único que puede mostrar la diferencia entre un emprendedor determinado y otro que tiene aun mucho camino por recorrer, con bases claras y una estrategia para todo.

El emprendimiento no es algo sencillo, de hecho se requiere de mucha disciplina y constancia para lograr el éxito. Muchas veces la mayoría de los emprendedores encontraran dificultades enormes que serán una especie de traba para ellos, estas pueden ser resueltas pero aquellos que las conocen y se han preparado, muchas de ellas informadas aquí.

About Fernando Febres

Mucho se ha dicho y escrito acerca de los emprendedores y sus desafíos. No es casual, ya que a la mayoría de nosotros nos tienta convertir en realidad algún ideal que atesoramos. Ya se trate de un emprendimiento comercial, de un sueño postergado o de cualquier objetivo que requiera planificación y estrategia, el camino que lleva al logro personal resulta tan remunerador como plagado de trabas.

Tales dificultades pueden clasificarse, según su origen, en algunas de orden externo y en otras de orden interno. Si bien este libro trata ambos tipos, el foco principal serán los obstáculos que residen en la propia personalidad del futuro emprendedor. Se trata de un recorrido bien pensado para favorecer la reflexión interna y la búsqueda iluminada, un viaje que permite descubrir y enfrentar nuestros propios dilemas, que nos ayuda a tomar y llevar con éxito las riendas de nuestros propios proyectos.

View All Posts

Leave a Reply