En muchas ocasiones nos vemos tentado a iniciar una nueva vida o emprender un nuevo negocio,  pero dudamos y hasta nos llegamos a preguntar ¿Ser emprendedor, acaso es posible?.

Para comenzar a entender todo se hace necesario saber que un emprendimiento es considerado una actitud y también la aptitud que tiene una persona en el momento de querer iniciar un nuevo proyecto, es decir, se tiene una idea, se elabora un proyecto, se planifica y se emplean los recursos necesarios para lograrlo o hacerlo realidad.

Este generalmente se comienza desde cero y son muchas personas que en la actualidad desean iniciar un emprendimiento y tienen un espíritu empresarial, pero muchas veces se limitan o inhiben por múltiples razones, entre ellos temor.

Y esto quizás te llegue a analizar que quizás iniciar uno no sea la mejor opción posible, pero déjame decirte que se necesita tener la mentalidad correcta, tal como adecuar tu mente, como quien dice hacer que tus pensamientos deseen lograr lo que se proponga.

Tener las mejores ideas, imaginar en tu mente que es posible conseguir un cambio en tu vida y lograr todo lo que deseas en un lapso de tiempo prudencial.

Pero para que todo esto suceda, es necesario que te preguntes ¿Qué implica ser un buen emprendedor?

Y te digo que la actitud que debe tener un buen emprendedor, no es más que una persona que tiene las habilidades necesarias y las condiciones necesarias para salir de manera airosa de la crisis, esto sencillamente porque ven oportunidades en donde otros no la ven.

Cualidades de un buen emprendedor

Las personas que inician un emprendimiento, deben tener un conjunto de habilidades o cualidades comunes entre las personas exitosas, todas ellas necesarias para desarrollar una actitud positiva  y logres fijarte unas metas  y por supuesto esforzarte en conseguirlas.

A continuación las cualidades que debe tener un buen emprendedor:

  • Ser creativo: en el mismo momento que se tiene una idea en mente, la creatividad debe ser la bandera para planificar, iniciar y desarrollar un buen emprendimiento.
  • Visionario: concéntrate en visualizar lo que deseas y como deseas lograrlo, que no se quede lo que desees en solo sueño, se requiere volverlo palpable y medible, para ello concentra tus esfuerzos para hacerlo realidad.
  • Actitud de líder: ten la fuerza para convertirte en el mejor, toma las riendas de tu negocio, con fuerza, ímpetu, aprovecha todas las oportunidades en el momento justo, aconseja a tu equipo lo que desea y como se debe hacer para poder obtener las metas.
  • Confianza: la confianza en lo que haces debe empezar por ti, sino crees que tu negocio será exitoso, ¿Quién lo creerá? Todas las personas a tu alrededor deben verte totalmente seguro de ti mismo.
  • Responsabilidad: cualquier negocio que se emprenda debe tomarse con la mayor seriedad posible, para ello involúcrate al máximo con lo que haces, mantén una relación constante con todos, empleados, proveedores, acreedores y clientes.
  • Poder de decisión: una de las tareas más importante que tiene un emprendimiento o negocio en particular es el tener que decidir en relación a cualquier aspecto importante, para poder llegar a decidir se necesita ser objetivo, todo con la intención de tomar las decisiones más acertadas.
  • Pasión: no se puede obviar esta cualidad, debes tener motivación y por ello se hace necesario amar con ímpetu lo que se tiene.
  • Tolerancia al riesgo: todas las personas que inician un emprendimiento deben ser capaces de explorar lo desconocido, deben ser capaces de tomar riesgo y por lo tanto no deben tener miedo a enfrentar riesgos.
  • Ética: toda persona de negocio mantienen altos estándares de integridad, todo con la intención de demostrar confianza en lo que hace, si no mantiene una actitud integra es un mal augurio para el negocio.
  • Espíritu competitivo: las personas que son emprendedoras les encanta un desafío, desde todo punto de vista en lo personal y en el ámbito empresarial, recuerda que siempre está presente la competencia y más en los negocios, así que se hace importante la competir para ganar.
  • Aprende de los errores: se hace necesario observar y analizar las posibles fallas que se pudieron cometer un determinado momento, no es bueno recriminarse, ni nada por el estilo, por el contrario toma de lo malo, lo bueno para avanzar.

Ventajas de empezar un emprendimiento

Cuando se decide empezar un emprendimiento sabemos que en algunas oportunidades no se hace tan fácil, pueden existir trabas, competencia desleal y muchas otras cosas más que pueden hacernos desistir de lo que realmente se desea.

Pero si eres una persona con un alto espíritu emprendedor y además de ello perseverante y muy optimista, te menciono ciertos beneficios o ventajas que puede conllevarnos iniciar un emprendimiento.

Por esta razón se desea contarle las grandes ventajas que tiene iniciar un emprendimiento y darte muchas ideas para que sigas tu propio negocio y que este marche sobre ruedas.

A continuación se mencionan las ventajas que tiene iniciar tu propio negocio:

Liderar un equipo de trabajadores: puedes de manera libre decidir el personal que vas a contratar, el más idóneo, pasaras a ser un líder en especial si tienes claro cuáles son tus objetivos y las metas que debes cumplir. Puedes realizar la escogencia del personal que te acompañara siempre y cuando tengan tus mismos ideales.

Independencia del horario a cumplir: aunque tú seas tu propio jefe, puedes tener libertad y establecer tu propio horario de trabajo, puedes decidir a qué hora iniciar y hasta que hora permanecer en tu negocio, solo debes estar claro que solo el dueño es el que puede mantener el control.

Tendrás una buena estabilidad laboral: al iniciar tu propio emprendimiento estarás asegurando un buen futuro económico y profesional y no solamente el tuyo, sino el de personas que contrates en tu empresa, otro punto importante a considerar es que ya no dependerás de otros para que te contraten.

Ahora tu empresa generará fuentes de trabajo: es muy importante este punto, ya que ahora tu empresa será capaz de darle empleo a otras personas y así mejorar la calidad de vida de otros.

Mayores ingresos: realizando una adecuada planificación y llevando el orden y control necesario puedes lograr el éxito y por lo tanto generar cada día que pase más ingresos.

Tienes libertad para trabajar desde cualquier lugar del mundo: según la naturaleza del negocio en algunos casos no será necesario estar sentado en un escritorio las 12 horas del día, ya que debido  a los avances informáticos puedes tener tu oficina virtual y operar desde cualquier parte del mundo, esto gracias a la ayuda de los equipos informáticos necesarios para ello.

Puedes hacer lo que más te gusta: cuando vas a emprender un negocio es porque realmente te gusta o simplemente es algo en lo que realmente crees, si la pasión la llevas en la sangre pues entonces te gustara lo que haces.

Desventajas de iniciar un emprendimiento

No te voy a decir que todo emprendimiento tiene solamente ventajas, por el contrario sin ganas de ser negativa, cualquier tipo de emprendimiento también tiene su punto desfavorable o negativo, es por ello que se mencionan a continuación sus desventajas, todo con la intención de que no te agarre desprevenido.

O puedas enfrentarte a un mercado hostil o cualquier situación que no esperabas conseguir:

Desconocer el mercado al que te expones: lo primero que debes hacer antes de iniciar cualquier tipo de emprendimiento es saber qué tipo de mercado abarcarás,  es por ello importante saber que necesidades tiene el público, si tu producto o servicio que vas a ofertar es necesario en la zona y sobretodo la cantidad de negocios iguales que existen en la zona.

No poseer los medios apropiados y necesarios: cuando vas a desarrollar una actividad comercial debes conocer con exactitud los recursos necesarios para echar a rodar tu emprendimiento, estos recursos implican recursos monetarios, financieros, administrativos, lamentablemente si no posees todo los recursos necesarios será muy cuesta arriba mantener el negocio.

Estar claro que necesitaras una fuerte inversión económica: empezar un negocio indistintamente de la rama a la que se vaya a dedicar no es ni fácil, ni mucho menos barato, será necesario contar con un muy buen capital para afrontar cualquier inconveniente que se presente, la inversión que se necesitara para iniciar un negocio va a depender del tipo de emprendimiento que se decida comenzar.

No estar totalmente preparado para comenzar con el emprendimiento: el no encontrarse preparado para iniciar el negocio es algo totalmente perjudicial para todos, en especial para ti que soñabas con ver tu emprendimiento en la cúspide, se debe estar consciente que siempre se debe disponer de compromiso, perseverancia  y por supuesto de la inversión necesaria para comenzar.

Cuando se está decidido a emprender se debe estar consciente que  puedes lograrlo con dedicación, empeño, mística y perseverancia, se que te ha pasado por la mente   ¿Ser emprendedor,  acaso es posible? Te digo que si es posible, eres capaz de eso y mucho más.

About Fernando Febres

Mucho se ha dicho y escrito acerca de los emprendedores y sus desafíos. No es casual, ya que a la mayoría de nosotros nos tienta convertir en realidad algún ideal que atesoramos. Ya se trate de un emprendimiento comercial, de un sueño postergado o de cualquier objetivo que requiera planificación y estrategia, el camino que lleva al logro personal resulta tan remunerador como plagado de trabas.

Tales dificultades pueden clasificarse, según su origen, en algunas de orden externo y en otras de orden interno. Si bien este libro trata ambos tipos, el foco principal serán los obstáculos que residen en la propia personalidad del futuro emprendedor. Se trata de un recorrido bien pensado para favorecer la reflexión interna y la búsqueda iluminada, un viaje que permite descubrir y enfrentar nuestros propios dilemas, que nos ayuda a tomar y llevar con éxito las riendas de nuestros propios proyectos.

View All Posts

Leave a Reply